Declaración Ecosocialista de Belem (1)

La siguiente Declaración fue redactada por un comité elegido para este fin en la Conferencia Ecosocialista de París de 2007 (Ian Angus, Joel Kovel, Michael Lowy), con la ayuda de Danielle Follett. Ha sido distribuida en el Foro Social Mundial en Belem, Brasil, en enero de 2009. La Declaración fue respaldada por más de 400 activistas de 34 países.
ESTRACTOS

“El mundo está sufriendo de fiebre debido al cambio climático,
y la enfermedad es el modelo de desarrollo capitalista"
Evo Morales
Presidente de Bolivia, septiembre de 2007


La humanidad se enfrenta hoy a una dura opción: ecosocialismo o barbarie.
La Alternativa Ecosocialista
El movimiento ecosocialista tiene como objetivo detener y revertir el desastroso proceso de calentamiento global en particular y el ecocidio capitalista en general, y construir una alternativa radical a la práctica y el sistema capitalista. El ecosocialismo se basa en una economía basada en os valores no monetarios de la justicia social y el equilibrio ecológico. Critica tanto "la ecología de mercado" como el socialismo productivista, que ignoraba el equilibrio de la tierra y sus límites. Redefine la ruta y el objetivo del socialismo dentro de un marco ecológico y democrático.
El ecosocialismo implica una transformación social revolucionaria, que conllevará la limitación del crecimiento y la transformación de las necesidades por un profundo desplazamiento de los criterios económicos cuantitativos a los cualitativos, el énfasis en el valor de uso en lugar del valor de cambio.
Estos objetivos exigen la adopción de decisiones democráticas en la esfera económica, permitiendo a la sociedad definir colectivamente sus metas de inversión y producción, y la colectivización de los medios de producción. Sólo la toma de decisiones colectiva y la propiedad de la producción puede ofrecer la perspectiva de más largo plazo que es necesaria para el equilibrio y la sostenibilidad de nuestros sistemas naturales y sociales.
El rechazo del productivismo y el abandono de los criterios cuantitativos por los cualitativos implican un replanteamiento de la naturaleza y los objetivos de la producción y la actividad económica en general. Las actividades esenciales creativas, no productivas y reproductivas, tales como el trabajo doméstico, la crianza de los hijos, la atención, la educación de niños y adultos y las artes serán valores clave en una economía ecosocialista.
La limpieza del aire, el agua y el suelo fértil, así como el acceso universal a alimentos libres de química y las fuentes de energía no contaminantes y renovables, son derechos humanos y naturales básicos defendidos por el ecosocialismo. Lejos de ser "despótico", el diseño colectivo de las políticas en los ámbitos local, regional, nacional e internacional, contribuye al ejercicio social de la libertad y la responsabilidad comunal. Esta libertad de decisión constituye una liberación de las leyes económicas alienantes del sistema capitalista orientado al crecimiento.
Para evitar el calentamiento global y otros peligros que amenazan la supervivencia humana y ecológica, sectores enteros de la industria y la agricultura deben ser suprimidos, reducidos o reestructurados y otros deben ser desarrollados, asegurando al mismo tiempo el pleno empleo para todos. Una transformación tan radical es imposible sin el control colectivo de los medios de producción y la planificación democrática de la producción y el intercambio. Las decisiones democráticas sobre la inversión y el desarrollo tecnológico deben sustituir el control de las empresas capitalistas, los inversores y los bancos, con el fin de servir al horizonte a largo plazo de la sociedad y el bien común de la naturaleza.
Los elementos más oprimidos de la sociedad humana, los pobres y los pueblos indígenas, deben participar plenamente en la revolución ecosocialista, con el fin de revitalizar las tradiciones ecológicamente sostenibles y dar voz a aquellos a quienes el sistema capitalista no puede oír. Debido a que los pueblos del sur global y los pobres en general son las primeras víctimas de la destrucción capitalista, sus luchas y demandas ayudarán a definir los contornos de la sociedad ecológica y económicamente sostenible en construcción. Del mismo modo, la igualdad de género es parte integrante del ecosocialismo, y los movimientos de mujeres han sido uno de los más activos opositores de la opresión capitalista. Otros posibles agentes del cambio revolucionario ecosocialista existen en todas las sociedades.
Un proceso como este no puede empezar sin una transformación revolucionaria de las estructuras sociales y políticas basadas en el apoyo activo, por la mayoría de la población, de un programa ecosocialista. La lucha de la mano de obra -los trabajadores, los agricultores, los campesinos sin tierra y los desempleados - por la justicia social es inseparable de la lucha por la justicia ambiental. El capitalismo, la explotación social y ecológica y la contaminación, es el enemigo de la naturaleza y de la mano de obra por igual.

BUSCA LA DECLARACIÓN COMPLETA

te esperamos...

te esperamos...

Como se tuercen los fines y principios...

Como se tuercen los fines y principios...

1

1

Los Yukpa no están solos

SABINO SOMOS TOD@S

RESPONZABILIZAMOS A ALGUNOS FUNCIONARIOS DE LA COMISION NACIONAL DE DEMARCACION Y DEL PLAN INTEGRAL YUKPA, en alianza con factores militares de la zona como los principales responsables de lo que ha ocurrido en la Sierra y de lo que ocurrirá. Su manejo intransigente, su mirada burguesa, de opresores, de colonos, siervos del imperio, del capital, de sus cargos sostenidos por el llanto y el dolor de la gente, del pueblo, los únicos responsables de la masacre que se desata en La Sierra. Funcionarios ineptos, que callan cuando al pobre lo matan.
Traidores LA HISTORIA NO LOS PERDONARÁ

Octubre 13 de 2009
Con un hilo de voz el cacique Sabino Romero a las diez pm, hace enlace para comunicar lo siguiente:
“me quieren matar, tengo una bala en cada brazo que me dieron a las siete. Desde ayer gente de Kusé me informan que unos parceleros están ofreciendo cinco millones por matarme. Hoy al mediodía llego al portón la GN, PTJ, Fiscalía preguntando por un robo de ganado y que Olegario había dicho que yo los había robado. Yo no los dejé pasar, siempre que viene militares es pa coñazea a uno y seguro pa deci mentira de que yo robe ganado. A las seis una gente de mi comunidad fue pa Guamo Pa Mocha a pregunta por qué habían acusado a mi, y ellos los coñazearon. Regresaron a Chaktapa todos golpeados y fuimos y estaba Olegario con una escopeta de ocho tiros y empezó a disparame. Corrimos pa el puente, y le dispararon a el mario de Guillermina, dos plomos en la espalda, a mi hija marilis le dieron por la espalda. Empezamos a defendenos pero estábamos en desventaja ya to con plomo y un muerto, mucho disparo desde Guamo pa nosotros, al hijo de Alejandro le dispararon y le hirieron en los pie. A mi hijo ani kaguan creo lo mataron, aun no ha llegado. Estoy aquí y sé que me voy a morí pero aquí en la tierra de Yukpa. No voy a hospital, ellos me quieren mata, me pueden envenená. Olegario me quizo mata por pago”.

Entre respiros de quien se esfuerza para robar un poco de aire a esta vida llena de traidores, escupiendo y resistiendo, Sabino Romero terminó de narrar y pasó la llamada a su hijo Isidro quien llorando decía que estaba seguro de que su hermanito estaba ya muerto.

Sobre la resistencia indígena Yukpa se han sembrado muchos cuentos, matrices y planes para callarla.